El Castillo de Praga y su entorno

Archivado en: Destinos | No hay comentarios |

praga jardines del castillo¿Qué persona, amante de la historia, el arte, la música y la cultura en general, no desea conocer Praga?. Seguramente muy pocas con estos gustos no deseen visitar al menos una vez la capital de la República Checa y al mismo tiempo de Bohemia. Puede ser un buen momento para aprovechar las magníficas ofertas para viajar a Praga, recorrer toda la ciudad y disfrutar de uno de los destinos más hermosos del mundo.

Y, ¿cómo no va a ser uno de los más hermosos, si allí estaremos rodeados de magníficas construcciones que datan del siglo X?. Aunque las más impresionantes comenzaron a edificarse a partir del año XIII, con el empleo de la piedra para su creación.

Reconocida como una de las ciudades más bonitas del mundo, la ciudad recibe muchos turistas deseosos de conocer su casco histórico, que se compone de cuatro barrios: Hradcany, Malá Strana, Staré Mesto y Nové Mesto, cada uno de ellos con un encanto particular que en conjunto forman un sitio de una hermosura descomunal, sólo comparable con Florencia.

Y, la verdad, poder visitar esta ciudad desde 303 Euros no es algo que podamos hacer todos los días, y menos en un viaje de ocho días y siete noches en un hotel de 3 estrellas en pleno corazón de la ciudad. Esta es sólo una de las opciones que podemos encontrar para recorrer la ciudad, de la mano de viajar.com.

Hablar de Praga es sinónimo del Castillo de Praga, que a su vez es un símbolo claro de poder no sólo en la capital de la República Checa, sino de toda la región de Bohemia. No olvidemos que alojó en sus habitaciones a los emperadores del Sacro Imperio Romano hasta llegar a los Habsburgo; de esta forma, el lugar quedará marcado por la historia y la realeza. Pero, por supuesto, el Castillo no se compone sólo de tal, sino que como buena construcción medieval, posee una serie de edificaciones a su alrededor, que en conjunto hacen todo el recinto, formando así la mayor fortaleza de esa época del mundo.

praga torreEntre ellos tenemos la Catedral de San Vito, una impresionante construcción de arte gótico que simboliza ese estilo artístico en la ciudad, siendo la máxima expresión de esa rama del arte de Praga, y una de las más hermosas del mundo al mismo tiempo. Construida en el siglo XIV, es la más antigua de toda Europa Central, silencioso testigo de momentos emblemáticos del viejo continente.

En este lugar fueron coronados los reyes de Bohemia, y hoy en día descansan aquí los restos de varios de ellos, además de todos los obispos y arzobispos de la ciudad. Por supuesto, también alojan los restos de los monarcas checos entre la panoplia de personalidades que aquí están enterrados.

Aunque sólo la Catedral San Vito sea motivo suficiente para volar a Praga, el panorama es mucho mayor y todo sin necesidad de salir del recinto del Castillo. Por ejemplo, sus maravillosos jardines, donde el verde color deslumbra por su pureza y los árboles forman, con las flores existentes, un contraste que emocionará y deslumbrará a más de uno.

Otra de las cosas que podemos encontrar en su entorno es el Callejón del Oro y la Alquimia, cuyas pintorescas casas fueron testigos del paso de varios alquimistas que buscaron diversas fórmulas para obtener oro, a la vez que fueron observadores silenciosos de la vida de Franz Kafka, uno de los escritores más importantes de la historia de la literatura mundial.

Se hace imprescindible, asimismo, la visita a la Capilla de la Santa Cruz, construida en el siglo XVIII y que hoy en día aloja impresionantes muestras de arte de la región de Bohemia, principalmente en lo que se refiere a frescos realizados en todo el Medievo y la época moderna.

Además tenemos aquí la Basílica de San Jorge, la Torre Negra, el Antiguo Palacio Real y una serie de edificaciones que deslumbran a los turistas y cuya lectura detallada podría llegar a aburrir. Por ello sólo hablamos de algunos de los elementos que se pueden visitar en la ciudad, en el caso de que decidas concurrir por cuenta propia mediante un vuelo o simplemente que necesites reservar alojamiento en Praga, algo que podemos encontrar por precios realmente económicos.

praga catedral de san vitoPero para quienes deseen visitar la ciudad en una excursión, aunque en ello gasten unos euros más, también podrán hacerlo y para ello viajar.com posee varias opciones, entre ellas una muy interesante de cuatro días y tres noches, que cuenta con varias visitas guiadas y sus correspondientes traslados.

También puedes optar por excursiones compuestas, para no encasillarse solo en Praga, combinándola con otra ciudad como puede ser Budapest, otra de las ciudades de mayor encanto a nivel mundial y que se puede realizar por excursión por un precio económico, cercano a los quinientos euros, cuya duración es de ocho días y siete noches.

O, por qué no, recorrer toda Bohemia junto a la capital checa con el paquete Praga-Bohemia, donde podrás visitar los destinos más importantes de esta región por un coste de 670 Euros; te aseguro que vale la pena ya que no deja nada de lo importante fuera.

El asunto es que, sea como sea, Praga es una de las ciudades más importantes y hermosas del mundo y que deberíamos conocer y visitar al menos una vez en la vida. La ventaja es que esta vez, con viajar.com estamos mucho más cerca de poder realizarlo y de paso recorrer la historia en uno de los destinos donde más presencia marca, lo que la llevó a ser denominada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¡Ah, me olvidaba!. En el momento de llegar a Praga, no olvidéis tomar un exquisito café en alguno de los establecimientos que rodean el Parque Letná, en pleno corazón de la ciudad, donde el delicioso sabor del mismo, adornado con la fantástica vista de la ciudad, os hará pasar un momento realmente inolvidable; convirtiéndose en una de esas pequeñas cosas de la vida que jamás olvidaremos.

Tags: , , , , , ,

Karlovy Vary, Ciudad Balneario

Archivado en: Destinos | 1 Comentario |

Columnata en Karlovy VaryLlegamos a Karlovy Vary sanos y salvos, el conductor que nos lleva de excursión junto a nuestra guía y dos “ladys” que vienen nada más y nada menos que de Nueva Zelanda a pasar unos meses viajando por Europa, es un poco temerario…o mejor dicho, muy mal conductor (todavía veo acercarse ese camión…uff)

La guía, una joven estudiante checa que habla perfectamente español (e inglés con las “ladys”) porque vivió un año en Mallorca (donde paso mucho calor, pera vaya, que gusto con la ola de frío que azota en estos momentos España), nos adentra en la historia de esta Ciudad Balneario, fundada por Carlos IV de Luxemburgo (de ahí su nombre) y que se ha convertido en el más famoso y conocido balneario de la República Checa.

Empezamos a caminar por una calle ¡¡¡donde no se puede fumar!!! Libre de humos, para los no fumadores como yo, genial, pero para los demás, bueno, sólo son unos metros…A la izquierda el hotel donde se celebra cada julio el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary. Alzando la vista se ve la única piscina termal donde te puedes bañar gratuitamente…uhmm, no nos hemos traído ni el traje de baño ni el albornoz, y lo más importante, hace frío y aunque dentro se debe estar calentito ¿qué pasa cuando salgas?, además hay que subir ahí arriba ¿cómo?, descartamos esa opción y seguimos caminando.

La gente lleva unos jarritas para beber de las fuentes termales que puedes comprar en cualquier tienda de la ciudad. Nosotros tenemos unos vasos de plástico que nos ha dado nuestra guía para probar estas aguas que dicen ser medicinales.

Llegamos a la primera fuente, llenamos el vaso, bien lleno, ya que parece ser que el tratamiento consiste en tomar unos 2 litros diarios durante una semana, y claro, nosotros sólo vamos a estar un día y ¡hay que aprovecharlo! Le damos un buen sorbo, sabor malo, temperatura caliente…muy caliente, y tanto, la placa del suelo indica 60ºC, esperemos que la siguiente fuente este más fria y tenga mejor sabor. Caminamos por una columnata (preciosa) hacía la segunda fuente, llenamos de nuevo el vaso, esta vez sólo un dedo (tampoco hace falta hincharse), vaya, peor que la primera, pero como es buena para los trastornos digestivos, un esfuerzo y para dentro. Tercera fuente, el agua que emana tiene un color rojizo, en esta sólo nos mojamos los labios… ¡y dicen que hay 12 como estas!

Seguimos con la visita y al fondo vemos un museo dedicado al famoso licor checo Becherovka (que seguro está más rico que el agua de sus fuentes), pero no nos detenemos en él, ya que nuestra siguiente parada es a la fuente más importante y antigua, Vrídlo, con una temperatura de 73ºC y una altura de 17 metros ¡increíble! De esta fuente esta claro que no se puede beber, pero han habilitado otras 3 fuentes al lado de menor altura donde puedes ir a degustar ese agua…pero, ya estamos saciados.

iglesia Ortodoxa de San Pedro y San Pablo en Karlvy Vary Terminada la visita a las fuentes termales nos adentramos por las preciosas calles de la ciudad admirando sus pintorescas casas de colores. Nos dirigimos hacía la iglesia ortodoxa de San Pedro y San Pablo, por fuera muy bonita y por dentro…pequeñita.

Después de comer, tiempo libre para pasear y hacer unas compras. Por todas partes venden obleas, rellenas de mil sabores y sobre todo ¡riquísimas!, así que nos vamos con cajas y cajas de obleas para toda nuestra familia y amigos.

Desde luego lo hemos pasado realmente bien, ahora sólo nos queda rezar para que nuestro conductor nos lleve sin sobresaltos de vuelta a Praga, que se encuentra como a unos 120 Km. de aquí…

Tags: , , , , , , , , ,

Comentarios recientes

Viajar.com

Agencia de viajes online con ofertas de vuelos, ofertas de vacaciones, turismo, reservas de hoteles, alquiler de coches, cruceros, tours, ofertas, vacaciones en la costa y ademas guias turisticas, mapas, el tiempo, conversor de divisas, consejos para viajeros, chat, foros y mucho mas...